Liceo 7 de Providencia: Poder femenino

“Si no nos dejan soñar, no les dejaremos dormir”, así reza una de las consignas del movimiento estudiantil de este año. Una lucha que ha perdido potencia con los meses, pero que en un liceo de Providencia ha ido aprendiendo y busca nuevas formas de continuar movilizados.

El 2011 se retiró con más de 300 alumnas repitiendo el curso, sólo en este liceo, a causa de las constantes movilizaciones y una modalidad para recuperar clases bautizada como “Aprendizaje en red”, dispuesto a pasar contenidos en tiempos extraordinarios a más de 1.400 alumnas. A causa de ello, la implicancia de las estudiantes en los paros y tomas bajo considerablemente.

La última toma realizada en agosto, fue para “seguir debatiendo temas, sin la presión de dirección y las represalias que pudieran tomar” según cuenta Camila Fuentes, presidenta del Centro de Alumnos; “debido a que en horario de clases no se están dando las instancias.” comenta.

Dentro de esta toma, documentada por Teletrece, se observaba la organización de las adolescentes dentro del recinto, separando labores como la cocina, el popular “macheteo” para costear pinturas y alimentos y la logística al ir a marchar. A la vez que un catastro con los nombres de las niñas se realizaba para asegurar que todas volvieran a la toma; además al salir, portaban frascos con amoniaco para sortear los efectos de las lacrimógenas.

Movimiento que no sería apoyado libremente por el personal docente, que asesora al Centro de Alumnas y cuya disposición se acotó a establecer los límites de la protesta estudiantil. “Hubo muchos profesores que apoyaron la toma e intentaban no demostrarlo mucho” cuentan alumnas del liceo. Profesores coartados de mostrar su apoyo ante la amenaza presente de la Corporación Educacional, surgiendo el riesgo de perder su trabajo.

Alicia Holley directora y Rossana González Jefa de UTP del liceo, se negaron a dar comentarios al tema.

Las consecuencias del actuar de este año,  se vería en la cancelación de matriculas a más de 5 niñas, y más de otras 50 secundarias del liceo que pasarían al escrutinio del consejo de profesores, según cuenta Felipe Pizarro, de la Coordinación de Padres y Apoderados de Providencia.

Aunando fuerzas con la agrupación de liceos emblemáticos, conocida como el “Cordón de Providencia”, que reúne al Liceo Lastarria, Alessandri, Tajamar, Carmela Carvajal y el Liceo Siete, han marchado a protestar contra el edil Cristián Labbé, por las medidas “anacrónicas”, según califica el candidato a concejal Gonzalo Egas, y el poco respaldo que han tenido en el tema educacional. La dirigente del Liceo 7  declara que “Últimamente hemos estado trabajando en lo que sería la Orgánica de esta organización, para posteriormente leerla y trabajarla cada uno en sus respectivos liceos, para que al fin esta pueda ser una organización como tal.”

Camila también cuenta, que a principios de este año, estuvieron trabajando con un asesor legal que las ayudara como CELIS (Centro de estudiantes del Liceo Siete), a manejar aspectos legales y que la menor cantidad de alumnas fuese perjudicada este año.

Emulando una medida optada por el Liceo Carmela Carvajal y así hacer valer su opinión, se inclinaron a implementar el “horario protegido”. El que consiste en reducir los bloques académicos de 45 a 35 minutos. Para así disponer desde las 14:30 hasta las 16:00 horas, para realizar distintos talleres dentro del liceo, la mayoría autogestionado por las alumnas o a veces se con gente externa del establecimiento, ya sea dando charlas, como lo ha sido la exposición de propuestas educacionales de ACES y CONES, documentales con contenido social y otros talleres como los son circo, arte y debate.

Este 5 de Octubre se realizó una votación por el horario protegido, siendo aprobado por un 75% de las alumnas e instaurando una nueva manera de hacer clases en el Liceo 7, valida hasta fines de este año.

Con las municipales a realizarse dentro de unas semanas, Carlos Jorquera candidato a concejal por Providencia, recalca la importancia de este tema en la comuna; el que debe ser manejado con un fortalecimiento en la educación cívica en los establecimientos, con tal de encausar las necesidades democráticas de mejor manera.

Camila Fuentes, separándose de su cargo, comenta su decepción con la clase política actual y ve su esperanza en la construcción de asambleas y organización ciudadana, cierra citando a la anarquista lituana Emma Goldman: “Si votar sirviera de algo, sería ilegal”, una de las frases que más cabida ha tenido en la población joven últimamente, frase de una prometedora líder que lucha desde un liceo cuyo lema es “El estudio es la ruta mejor”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s