Masacre en Colorado: El síntoma de una enfermedad que no quiere curarse

Jessica Redfield fue una periodista de 24 años, amante del Hockey sobre hielo, muy atractiva y con aquellas sonrisas especiales. El pasado 20 de Julio, no tenía con quien asistir al estreno de la última cinta de Batman, por lo que recurrió a convencer a un amigo para que la acompañará aquella noche. Expectante de la película, asistió al cine Century 16 de Aurora a la función de medianoche. La película comenzó 20 minutos tarde, y a breves momentos de haber iniciado, un hombre abrió fuego contra la audiencia en la sala, falleciendo ella en el lugar. Jessica hace sólo un mes había logrado escapar ilesa de otro tiroteo en Canadá, dejando sus pensamientos en su blog: “¿Quién iría a un centro comercial lleno de miles de personas inocentes y abriría fuego? ¿Es realmente este el mundo en que vivimos?”

James Holmes, estudiante de Medicina de la Universidad de Colorado y autor de la masacre, asistió al estreno de la cinta cargando 2 pistolas Glock calibre 40, 1 escopeta Remington y 1 fusil semiautomático, ciñendo una mascarilla de gas y un chaleco antibalas. A 30 minutos de haber empezado la cinta liberó granadas de gas, y aprovechando el sonido de la escena en pantalla, disparó deliberadamente contra el público presente. Y como resultado de la tragedia se cuentan 58 heridos, y 12 personas fallecidas entre ellas una niña de 6 años.

El sospechoso fue aprehendido por la policía en un callejón cercano al cine, se le encontró con el cabello teñido anaranjado, entregándose sin resistencia y advirtiendo de las trampas y explosivos que se hallaban en su departamento, hecho que enfureció al jefe de policía Daniel Oates.

Tras pasar su primera noche en la prisión del condado, una habitación sencilla, un sólo colchón amueblando su celda, los prisioneros del recinto le lanzaban amenazas, y no negaban buscar la oportunidad de matarlo, entonando un canto que improvisaron esa misma noche, según relata Watne Medley recientemente puesto en libertad.

Acompañado por su abogada Tamara Brady, un indiferente James Holmes asistió a la audiencia en la que se presentaron sus cargos, donde muchos estiman que se le de la pena capital. Pena reinstaurada en el estado de Colorado desde 1975 y aplicada en una única instancia desde 1967.

El modus operandi de Holmes, rompe con el esquema del asesino en masa, al no cometer suicidio después del ataque,  tal como en el tragedia de Columbine, donde dos menores entraron a su escuela y asesinaron a 12 estudiantes, a sólo 35 kilómetros del cine Aurora. Rick Kornfeld, abogado de uno de los padres de los asesinos de Columbine, afirma que la única salvación de Holmes de la pena capital es el diagnostico de locura.

Mathew Olsen del National Counter Terrorist Center, descarta que el asesino de Colorado haya actuado a través de una célula terrorista, debido a la falta de evidencia que pueda respaldar dicha información.

La noticia ha dado la vuelta al mundo y las reacciones por parte de la comunidad se mostraron sin espera. El actor Christian Bale, quien encarna al protagonista de The Dark Knight Rises, visitó a las víctimas en el Centro Médico Aurora, y junto a ello la Warner Bros se ha comprometido en hacer una donación a las víctimas del tiroteo, que se suma a los 2 millones de dólares que los ciudadanos de Colorado han cedido, según informa John Hickenlooper, gobernador de ese estado.

El presidente Barack Obama a través de su vocero Jay Carney, descartó cambiar las leyes que limitan el acceso a las armas y que se hará justicia en el marco de las leyes vigentes.

El candidato republicano Mitt Romney por otro lado cree que endurecer el control de compra/venta de armas no evitará masacres, acotando: “creo firmemente en la segunda enmienda, y que con las emociones exaltadas no es momento de hablar sobre cuestiones políticas en relación a los eventos en Aurora”.

La Segunda Enmienda es parte de la Carta de los Derechos aprobada en 1971, y en esta sección de este documento se avala el derecho a la posesión de armas de los ciudadanos:

“Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido.”

Un mes antes de los asesinatos en la sala de cine, Michael Hancock, alcalde de Denver, ya se encontraba evaluando el mercado de venta de armas a menores, después de que un joven de 21 años asesinará a un policía tras dispararle en el rostro. Hancock espera “el día en que los jóvenes se den cuenta que llevar un arma no es algo bueno”.

Estados Unidos lleva registro de una alta cantidad de asesinatos masivos, de entre ellos la ya mencionada Columbine, San Francisco, Carthage, Fort Hood, Manchester, Ohio, Seal Beach, Binghamton, Ojibwe, Virginia y Omaha, y ello únicamente en la última década.

John Oberly, entrenador de Rugby de 51 años y defensor del uso de armas, sentencia que de haber estado ahí, hubiera usado su arma y habría matado a Holmes.

El caso del joven estudiante de Neurociencia, no sólo revela la mentalidad latente de una sociedad que no esta siendo tomada en cuenta, además saca a luz las ropas sucias de un sistema que esta lejos de llamar a tiempos de paz. Demostrando la facilidad con la que los individuos pueden acceder a armas de grueso calibre.

Holmes compró sus armas en el sitio de internet www.tacticalgear.com perteneciente a Chad Weinmann, quien afirma que el 99% de sus clientes son ciudadanos respetuosos de la ley; un 1% que incluye al autor de la masacre en Colorado, quien gastó al rededor de 2 mil dólares en armas, sin contar munición. Transacción que realizo sin impedimentos, pues cumplía con los requisitos de este estado para comprarlas: ser mayor de 21 años, tener licencia de conducir y no poseer registro criminal; los antecedentes de James Holmes sólo estaban manchados por una multa de exceso de velocidad.

Dentro del mismo estado, el año 2003 se lanzó la Ley de Registro, que calculaba que 60.000 personas pedirían este permiso, hoy a la fecha se cuentan 143.000 armas registradas, según informo Eileen McCarron del Colorado Ceasefire Capitol Fund. Después de todo hasta en Wal Mart y su sitio en línea, se pueden adquirir armas cuyos precios van entre los 30 y los 600 dólares.

Estas libertades han dado origen a toda una cultura armamentista, dándose casos como Alaska, donde las limitaciones son casi nulas para adquirirlas y en consecuencia se ha vuelto el estado con más casos de homicidios con armas de fuego al año.

40% de los hogares en el país del norte cuentan con una o más armas, lo que hacen más de 270.000.000 de armas en manos de civiles.

¿Y qué sucede en Chile?

Para adquirir un arma se necesita: Carnet de Identidad, licencia de conducir, certificado de antecedentes con fines especiales, y en la Comandancia de Guarnición, correspondiente al domicilio del solicitante, rendir la prueba de conocimiento de armas. Y así poder adquirir un arma cuyos precios varían entre los 35.000 pesos y hasta llegar al valor de un Browning Belga de 2 millones y medio.

En Chile al 2011 se encuentra registro de 752.269 armas y el 46% de estas pertenecientes a la Región Metropolitana y a nivel nacional 53.459 son propiedad de una mujer.

Dios quiera que en Chile se retrase bastante la llegada de los asesinatos masivos, una tragedia que ha tocado las puertas de Gran Bretaña, Australia, Bélgica, Alemania, Finlandia, Holanda y Noruega tan sólo en los últimos 15 años.

Mientras que en Estados Unidos su Tribunal Supremo sentencia de “inconstitucional” el intento de controlar la adquisición de armas. Y si a ello le sumamos que sólo el 44% de la población esta de acuerdo con el endurecimiento de las leyes que rigen este mercado, según la firma encuestadora Gallup, el país de la libertad ve lejos un horizonte en que se libre de este tipo de desgracias. Un mundo que ni Jessica logro comprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s