Review: Brave

Pixar es actualmente sinónimo de calidad cinematográfica, que con excelentes animaciones, música que enfundan sus historias a la perfección y relatos que con pequeños y sencillos personajes entretienen a los más pequeños y dan una que otra lección a los más viejos. A veces lecciones que hace mucho debimos aprender.

Sus fabulas modernas que se sientan sobre temas como la ecología, la relación padre-hijo, el seguir los sueños por más pequeño que se sea; presentan su primera princesa bautizada con la firma Pixar, el estudio co-fundado por Steve Jobs.

Brave cuenta la historia de la primogénita del Clan DunBroch: Merida, una adolescente que debe responder a las tradiciones de su familia y contraer matrimonio con un miembro de los clanes vecinos, hombres toscos, impulsivos y a veces imprudentes. En contraste a ella, que es un espíritu libre, amante de la naturaleza y que desea su libertad, y no seguir con las costumbres de esta Escocia Medieval.

La trama se sostiene en dos personajes esculpidos al detalle, la princesa y su madre, principal representante de esta monarquía. Como reina y ejemplo, sus comportamientos son de etiqueta, elegancia y nobleza, rasgos que la han enfrascado en una ligera pero permanente obsesión con el orden, la perfección y la tradición. Puntos encontrados directamente con su pequeña que esta creciendo y tomando decisiones.

La relación madre-hija siempre es tema en el cine. Pues en cierto punto, cada mujer que se ha transformado en madre, desea ver recompensado su esfuerzo y dedicación en lograr tallar en su hija los mismos ideales que la construyeron a ella en primera instancia, o incluso lograr más allá de eso. Esto podemos verlo desde Freaky Friday con Lindsay Lohan hasta en Anywhere But Here con Natalie Portman. Donde a fin de cuentas, aquella que tiene la labor de entregar aprendizajes también termina aprendiendo algo.

En Brave el relato es más fino y comprensible en una primera mirada, no requiere de segundas lecturas como las predecesoras de Pixar, el mensaje es claro y definido a precisión y sin sorpresas en su primera media hora. Un mensaje lejos del discurso actual de este estudio de cine, pero llevado de la misma manera.

Tal vez uno de los grandes defectos de la cinta es la inexistencia de un relato paralelo, algo que refleje más la idiosincrasia y razones de este mundo que se nos presenta. Elementos presentes en cintas como UP y Toy Story 3. Pues el padre de Merida, es sólo corazón, impulsos y un fuerte sostenedor de su familia, pero que a ratos se le extraña en pantalla y no se le saca tanto provecho como uno quisiera.

No es la mejor de Pixar, pero tampoco es la peor, ese título, sin lugar a dudas, lo lleva la respectiva secuela de Cars. Pero Brave es sencilla, con un humor de chicos y grandes como la nueva trayectoria que aprendió Disney. En el sentido de que los estudios entendieron que estas películas eran vistas por los padres de los más pequeños, y que para muchos resultaba un calvario acompañarlos. Y en consecuencia crearon estos productos que abarcaban un mercado más grande.

Por otro lado Disney comienza a renovar su hueste de su manufactura número uno: Las princesas. Ya comenzó a sacar nuevos rostros con lo que fue The Princess and The Frog y Tangled. Por lo que el merchandising de la joven Merida no dejará de estar en esta temporada del Día del Niño.

La cinta es entretenida, se arma de una excelente música a cargo de Patrick Doyle, quien le acentúa la esencia escocesa y los colores de estas majestuosas y nobles tierras. Un panorama ideal en estas frías vacaciones.

Calificación: ★★★☆☆

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s