Review: Prometheus

Dentro de la mitología grecolatina, una de las muchas historias presentes pertenece a Prometeo. El mito, relata de como un Titán, benefactor de los mortales, arrebata el fuego de las manos del Olimpo y se lo entrega a los hombres. Zeus tras el descaro, toma a Prometeo y lo encadena a la tierra del monte del Cáucaso, donde un aguila lo visitaría cada día para comer de sus entrañas. Al no poder morir, sus visceras crecerían una y otra vez en eterna penitencia.

Prometheus de Ridley Scott cuenta la historia de Elizabeth Shaw, una arqueologa y cientifia, que junto a su novio, encuentran una serie de iconografías en grabados de antiguas civilizaciones, a través de estas suponen una invitación por parte de una especie, una que estuvo aquí mucho antes que ellos. De esta manera emprenden viaje a este planeta con tal de hallar respuestas.

Dentro de la cinta se entrelazan varios temas, desde el existencialismo, la vida fuera de la Tierra, el terror y otros; pero el hilo de la historia se arrigará entre el encuentro de la curiosidad y las consecuencias de esta. Un tema que ya se ha observado reiteradamente en el cine. Por lo que su eje de atracción más fuerte será el origen de la criatura “Alien”.

Pues Hollywood, en su obsesiva necesidad de explicar el origen de sus grandes historias, ha financiado en los últimos años precuela tras precuela, con tal de exprimir personajes atractivos e historias con uno que otro cabo suelto. Y si de nudos inconclusos estamos hablando, Damon Lindelof es el experto. El guionista de la cinta, tambien fue parte del libreto de la serie Lost; por lo que le da ese aire de intriga y el que sus personajes sean tan entrometidos y fisgones, y que aún, incluso tras terminar la película, queden más preguntas en el tintero.

En el cine del terror, uno de los catalizadores más fuertes es la curiosidad, el de visitar la casa embrujada, la cueva sin explorar, la isla misteriosa o el planeta desconocido. Y más aún, cuando por detrás esta la ambición de un poderoso magnate de la revolución cientifica. Y desde que los Nazis abrieron el Arca de la Alianza, las cosas para estos magnates ambiciosos no han resultado bastante bien.

Dentro del elenco, Michael Fassbender resalta interpretando al androide David, perfeccionista, impertinente, leal y obsesivo en cuanto a las ambiciones de su creador. Y es curioso que las escenas iniciales de este robot paseando por la nave, son muy semejantes a la cinta de Pixar, Wall·E o El Hombre Bicentenario, donde a fin de cuentas la inteligencia artificial se retrata como curiosas criaturas de las obras de la especie que los creo.

Como película de ciencia ficción dotada de un generoso presupuesto, destaca por la muestra de creativos y fantasticos efectos especiales, que a la vez captan la atención de su audiencia con ingeniosos y nuevas formas de expresar la vida en otros planetas y los avances de la tecnología.

Tal vez una de los lados más desagradables de la cinta, es el pie que dejan para una segunda parte de esta precuela, dejando en claro que Ridley Scott volverá por más de su criatura, que en su final deja con grandes desilusiones para aquellos que vieron las primeras 4 cintas del alienigena en cuestión.

A pesar de la parafernalia que promete y no cumple Prometheus, la base tematica construida en su primera media hora da pie para una muy buena película, sus reflexiones y conclusiones consiguen establecer excelentes conversaciones, y muy buenos debates en cuanto al verdadero origen de la humanidad. Desafortunadamente se transforma en una película más de terror/ciencia ficción de Hollywood, no obstante logra entretener bastante con su propuesta visual y su horror visceral.

Calificación: ★★★☆☆

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s